0 Menu

Löpez. Obra Apócrifa 12" LP

10.00

Löpez es el proyecto en solitario de Carlos López, mitad del grupo de pop melódico Corazón (Elefant) y en el que cuenta con la colaboración de su madre.

A partir del año 2011, löpez comienza a experimentar con nuevos formatos musicales y métodos de grabación. Desde entonces, Carlos (voces y producción) registra a su madre, Gloria Bernabéu, recitando textos y tocando el piano, material que le sirve de base para crear composiciones cercanas al spoken word o el collage sonoro. Entre los dos consiguen desarrollar canciones de extraña sensibilidad pop con influencias tan dispares como Ana D, Laurie Anderson, Vainica Doble, Scott Walker o Gloria Fuertes y con fragmentos de temas de otros autores como José Guardiola, Schubert o Tijeritas.

El resultado de esta unión entre madre e hijo se materializa ahora en este L.P autoeditado y autofinanciado, con la colaboración de Discos Walden. Un vinilo de once cortes, con una cuidada edición de tirada limitada, llamado Obra Apócrifa. Una obra apócrifa en la que encontramos un puente entre universos de diferentes estilos. Entre generaciones, autores y épocas distantes.

Obra Apócrifa cuenta con las colaboraciones de dos importantes proyectos musicales de la escena actual independiente. El conocido grupo de Ibon Errazkin y Teresa Iturrioz, Single se atreven con la remezcla de “Problemas de temperamento” coqueteando con una suerte de breackbeat lisérgico. Por otro lado, Lince, músico y productor experimental afincado en Berlín, revisa el tema “El amante imaginario” a través de una secuencia de atmósferas de electrónica ambiental y corte minimalista.

 En el adelanto que os enviamos podréis escuchar dos temas del disco: la versión editada de la demo “La célebre serenata de dos besugos”, una versión del tema de 1985 de Tijeritas “Se tiene que ir” y la delirante canción “Instinto de jauría”. El resto de temas que aparecen en el vinilo nos muestran el universo particular de löpez a través de íntimas canciones que van desde el bolero hasta la electrónica experimental.

La portada y contraportada han sido realizadas por el artista plástico Alfredo Rodríguez a partir de la técnica de la cianotipia. En el interior encontramos dos retratos (madre e hijo) creados por el ilustrador José Manuel Hortelano Pi. Ambos artistas contribuyen a plasmar a nivel gráfico el planteamiento onírico del proyecto, que nos traslada a otra época… u otra dimensión.